top of page

¿Tuve depresión postparto?

La depresión postparto no es un defecto, no es una debilidad, ni mucho menos te hace ser mala madre. Hablemos un poco acerca de este tema del que casi nadie habla.

El nacimiento de un bebé puede desencadenar un montón de emociones, desde la alegría hasta el miedo o incluso ansiedad. Hasta pasar quizás a la depresión, la cual no debemos confundir con melancolía (por esta pasé yo).

En cualquiera de los dos casos mi recomendación sería buscar ayuda terapéutica a nivel psicológico, ya que incluso una melancolía postparto podría llegar a desencadenar en una depresión postparto.


Me gustaría mencionarte los síntomas de cada una de ellas.

Síntomas de la melancolía postparto: cambios de humor, ansiedad, tristeza, irritabilidad, sentirse abrumada, llanto, concentración reducida y problemas para dormir.


Síntomas de la depresión postparto: llanto excesivo, dificultad para relacionarse con el bebé, aislarse de familiares y amigos, perdida del apetito o comer mucho, insomnio, fatiga abrumadora, intereses reducidos en actividades que solías disfrutar, enojos constantes, disminución para pensar con Claridad en las cosas, ansiedad grave, ataques de pánico, pensamiento recurrentes de muerte o suicidio.


La verda estuve muy cerca de pasar a la depresión pero no sucedió.


Te cuento brevemente acerca de lo que a mi parecer me incentivó la melancolía postparto. Haciendo una revisión de lo que pudo haber pasado, a parte del coctel hormonal que tenemos a flor de piel en el postparto. El sentirme sola por razones de trabajo de mi esposo (una decisión que tomamos en conjunto) pasar incluso días enteros más madrugadas, sola con el bebé. Haber tenido que dejar mi trabajo en terapia intensiva (siempre fui extremadamente trabajadora, desde los 21 años que me gradué como fisioterapeuta), haber dejado de traer dinero a mi casa, ver poco a mis amigos, salir poco de casa por ser pleno invierno en Argentina y tener a un bebé que dormía muy poco. Pienso que estas cosas se convirtieron en algo pesado para mi e incentivaba mi melancolía postparto.





¿Qué me ayudó a salir de la melancolía y evitó la depresión postparto?


1. Comenzar con el ejercicio físico: sin duda el saber que estaba haciendo algo por mi, dedicarme algunos minutos, ir viendo los cambios en mi cuerpo, mejorar los dolores por amamantar todo el día y sentirme con un poco más de energía gracias a las endorfinas del entrenamiento fue un antes y un después.


2. Comenzar con terapia psicológica vía online: 30 min por semana, uff ese desahogo que tuve con mi psicóloga fue muy sanador.

3. Comenzar a hablar de como me sentía, tanto con mi esposo, como con mi mamá y mis amigos. Fue muy importante pudo, sentí que me entendían mucho más y sabían como me sentía.

4. Por ultima pero no menos importante, tener un proyecto propio. Este mi gran proyecto Marydendritas, ustedes mis seguidoras que siempre estuvieron ahí. Esto me mantuvo motivada y me sentí acompañada de otras mamis. Por eso y más siempre estaré muy agradecida con mi comunidad.


Para culminar quiero decirte que: si te sientes identificada déjamelo por acá y no te sientas sola ni creas que eres la única, es más común de lo que pensamos y pocas lo hablan por vergüenza. Así que suéltalo y libérate.



60 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Kommentare


bottom of page